Lo siento, pero usted no es mi felicidad




“Lo siento, pero usted no es mi felicidad. No, no lo es y por eso me libero. Me niego a poner mi vida emocional en sus manos.
Si usted fuera mi felicidad, su ausencia sería mi acabose y viviría en el filo de la navaja.
No quiero intentar adueñarme de usted, no va conmigo, no me interesa. Mi bienestar y mi autorrealización dependen básicamente de mí, lo demás contribuye, ayuda, pero el proceso interior que va configurando mi ser no vendrá de afuera, no será prestado. Es cuestión de ética.
No sólo quiero mejorar, quiero hacerlo con la inspiración del artista, como una obra de la cual me sienta satisfecho.
¡Qué pesado es hacerse cargo de la dicha de otro!
¡Qué tarea tan difícil, por no decir imposible!
Prefiero respirar por mí mismo, andar sin muletas y ser como soy. No quiero pertenecer a usted, ni que usted me pertenezca.
Andemos juntos, si nos apetece, pero no seamos el uno para el otro, por favor. El bienestar psicológico o el intento de ser feliz requiere de un compromiso personal e intransferible. No es algo que nos regalen, se compre o se posea por decreto: es intransferible. Y como yo no estoy en venta, espero que usted tampoco lo esté, tenemos la oportunidad de ser libres.
Usted no define mi existencia ni yo la suya, de ser así, no podríamos vivir el uno sin el otro.
Usted no es mi felicidad, afortunadamente, ni yo soy su amo y señor.
La relación que podemos tener es no pertenecernos.
El que no posee al otro lo respeta, y eso es belleza, ternura y desapego”- Walter Riso


Si estás leyendo esto es porque deseas saber cómo liberarte de esa persona que te hace mal, que no te deja avanzar y que te mantiene en dependencia.


Debes entender que si estar con esa persona te causa daño o dolor, no deberías estar ahí, por tu bienestar mental.


Piensa ¿Qué me hace permanecer en esta relación?


- Tal vez la esperanza de que esa persona pueda cambiar, esa persona es así y va a cambiar cuando tome la decisión de transformar su vida.

- Miedo a la soledad, necesitas conocerte y valorarte en soledad.

- Miedo a pensar que nadie más te va a querer, aquí te contradigo esa persona no te quiere y eres tu quien debe empezar a quererse.


Simplemente necesitas valentía, fuerza de voluntad y amor hacia ti mismo para tomar esta decisión.


Entender que ya por mucho tiempo diste lo mejor de ti, pero no funcionó. Las cosas se terminan y existen personas que simplemente no tienen que estar en tu vida.


Tu deber es empezar a aceptar los cambios que la vida, Dios o el Universo tienen para ti, es la mejor forma de avanzar, de sanarte, de perdonarte y sobre todo de atraer situaciones y personas que te llenen de verdadera felicidad.


No vinimos a este mundo a sufrir por otra persona, el amor hay que entenderlo, hay que aprender a ver las señales pero, sobre todo hay que saber que si algo o alguien te está dañando no tienes por qué aguantar ni permanecer en esa situación.


Revisa el concepto que tienes de amor, ve a terapia, habla con un especialista, lee libros acerca del tema y entenderás que todos te llevan al mismo lugar:


“Encontrarte a ti mismx, empezar a amarte y descubrir el ser maravilloso que habita en ti”.


An Medina

unnamed-3.png
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Tumblr Social Icon
  • Instagram

© 2020 by Polux Studio.