top of page

¿Lo que quiero yo... O lo que quieren otros?



"Esta vida es sólo mía así que dejé de pedirle a la gente direcciones de lugares de donde nunca han estado"- Glennon Doyle.

Ser nosotros mismos como yo lo veo es una de las cosas más difíciles que podemos alcanzar, ya que para lograrlo debemos empezar a descubrir todo lo que tenemos por dentro y enfrentarnos a un montón de creencias que nos limitan y no nos permiten aceptarnos y empezar a actuar en función de lo que queremos.


Parte de la aceptación viene de todo eso que nos dice nuestro entorno, la familia, los amigos, los compañeros de estudio o trabajo, creando dentro de nosotros juicios, rechazo y sobre todo miedos, haciendo que nos separemos de eso que quizás algún día pensamos seria posible ser.


Aprender a conocernos y saber lo que queremos en muchas ocasiones es un proceso lleno de dolor porque nos preocupamos mucho y llenamos nuestra mente de aquello que “debería ser” que no es nada más y nada menos que: las creencias limitantes con las que crecimos.


El deber ser, lo que es correcto y lo que no, muchas veces viene con aquello que nos dice nuestra comunidad, religión o familia… Quizás es parte de tu sufrimiento o tal vez no, y simplemente en este particular te digo que mientras no le hagas daño a nadie con lo que estas haciendo o quieres hacer: Está bien, no necesitas la aprobación de alguien más.


El deber ser, viene muy pero muy marcado desde pequeños con nuestra familia, hasta el punto de llegar al odio hacia ellos y hacia nosotros mismos, tal vez tienes que detenerte aquí, y sí quizás tienes mucho que sanar, pero hay algo que debes entender: tus padres también heredaron creencias de lo que debe ser, de en lo que hay que creer y de cómo debe ser su vida y tu vida, no te sientas mal con ello y deja de luchar en contra de eso. Entiende, entiendelos y así lo que quieres dejará de ser un problema para ti.


Detenerse a observar y a analizar lo que está sucediendo con tu entorno es super importante, porque te ayudará a:

  • No cargarte con las creencias limitantes de otros

  • Tener una visión más clara de tu entorno

  • Evitar interacciones tóxicas con tus seres queridos

  • No te aferrarás a tus juicios internos o miedos

  • Fortalecer tu confianza

  • Entender lo que quieres para tu vida

  • Identificar lo que te detiene

  • De ser necesario empezar un proceso de sanción


Lo sé, escribirlo es muy fácil, la practica es lo que nos cuesta a todos y es porque siempre estamos expuestos a lo que dicen y opinan otros y la diferencia la marcaremos cuando esto deje de afectarnos y por fin entendamos que lo que otros dicen tiene que ver más con sus creencias, educación y personalidad que con nosotros mismos.


El no hacer caso de lo que dicen, el no caer en las creencias limitantes, el no cargarnos de rabia y rencor en contra de los que opinan es algo con lo que no nacemos, es lo que debemos aprender, encontrar la ecuación en nuestro interior que nos lleve a decidir y hacer cosas que se conecten con nuestro bienestar y que nos llenen de felicidad.


Buscar nuestro lugar, nuestro espacio, con aquellas situaciones que nos apasionan y llenan nuestra alma, sin buscar aprobación, sin necesitar a alguien más para vivir. Ahí es cuando nos sentimos completos y satisfechos con nuestra vida y con nuestra función dentro de ella.


Las personas siempre van a hablar, van a opinar, van a enjuiciar, sean quienes sean, porque si lo que haces o quieres es muy diferente al concepto que tienen de las cosas, le hará ruido y no lograrán entenderlo o aceptarlo.


Estamos en una época donde los tabúes y los paradigmas están quedando atrás, donde las doctrinas no son tan importantes como el deseo mismo de vivir, el ser humano está evolucionando, se está transformando y está eligiendo vivir desde alma.


Aprendamos a detenernos antes de emitir un juicio o una opinión, aprendamos a detenernos ante algún comentario o pregunta imprudente. Existen personas que están en pleno descubrimiento de lo que quieren o de lo que ya no quieren en su vida y necesitan tu apoyo no tu juicio.


Empecemos a ser el ente transformador donde el rechazo por alguna diferencia no sea la bandera, así que incluye, empodera, apoya y aplaude lo diferente porque así estarás salvando a un alma del dolor y la depresión.


La vida siempre será lo que tú quieras para ti… Si quieres empezar a mirar cambios, puedes empezar con aprender a mirarla diferente.


An Medina






1167 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


unnamed-3.png
bottom of page