top of page

¿Cómo puedo cambiar mis pensamientos?


Si ya te haces esta interrogante es porque ya has dado el primer paso, ya no quieres que tu mente siga funcionando de esa manera y que esos pensamientos sigan siendo parte de tu vida.


Pero, a su vez a parecen otras interrogantes por responder:


¿Cómo empezar?

¿Cómo vivir mi vida de una manera diferente?

¿Cómo dejo atrás estos pensamientos?


Cambiar nuestros pensamientos es una necesidad que aparece en nuestra vida cuando nos damos cuenta de que simplemente son eso: PENSAMIENTOS y que hacernos consciente de ello nos ayudará a sanar con mayor rapidez nuestras situaciones de vida.

Nuestros miedos, angustias, suposiciones, expectativas aparecen en función de cómo nosotros vemos nuestra vida, de cómo percibimos nuestro entorno, en función de nuestras creencias limitantes y hasta nuestra cultura.


Empezamos a hacernos daño a través de nuestros pensamientos cuando estos atentan en contra de nuestro amor propio, de nuestra seguridad y nuestro merecimiento. Un ejemplo que puedo darte es cuando nos terminan en una relación, que terrible nos sentimos y que mal esos pensamientos hacia nosotros mismos pensando en todo aquello que hicimos mal, o lo que debimos soportar y déjame decirte que ahí estamos equivocados, las relaciones terminan simplemente porque tienen que terminar y cada persona debe encontrar su rumbo, entender su aprendizaje y crecer dentro de si mismo para encontrar una nueva y mejor relación.


Entonces, ¿Cómo lograr actuar y pensar diferente?


Las situaciones en nuestra vida tienen una sola misión y es la de transformarnos y hacernos una persona diferente, donde tenemos dos opciones, la primera, hundirnos cada día más en la desesperanza, la desilusión, el dolor y la frustración, la segunda, seguir adelante y aceptar cada cosa que nos sucede.


Aceptar, es mojarte en la lluvia teniendo presente que si sigues adelante llegarás a tu hogar, podrás cambiarte y calentarte… Aceptar, va mucho más allá de ser o no positivo, es cambiar el patrón, es dejar de esperar que las situaciones sean diferentes. Sí, es eso, DEJAR DE ESPERAR, nada milagroso sucederá, no se devolverá el tiempo, lo que pasó ya pasó y tú debes dejar de querer cambiar la situación y colocar toda tu intención y atención en cambiarte a ti mismo.


Mantener el mismo patrón de pensamiento no te traerá paz, mientras sigas luchando en tu mente con el pasado, es decir, mientras sigas juzgando, culpando y añorando toda esa situación que ya pasó.


Trabajar en tener un pensamiento diferente, es trabajar en cambiar el patrón de tu mente, aquí es cuando muchos piensan: “Eso no es tan fácil”, y no, no es fácil si te quedas pensando eso.


Cambiar el patrón de tu mente, superar cualquier situación, es lo más simple que existe, una vez que te das cuenta y tomas la decisión, no requiere ni siquiera que vayas a meditar al Himalaya con los monjes más experimentados, solamente necesitas realizar acciones que lleven a eso.


¿Qué acciones pueden llevarme a cambiar el patrón de mi mente?


Como seres humanos tenemos un promedio de 60.000 pensamientos al día, por lo que cuando pasamos por una mala situación a nuestra mente se le hace muy fácil repetir, repetir y repetir la película una y otra vez.


A continuación, te citare actividades muy simples que podemos realizar una vez que pasamos por este tipo de procesos que desgastan nuestra vida y ocupan nuestros pensamientos.


  • Lee un libro, un libro te sumergirá en una historia completamente distinta a la tuya, mantendrá tu interés y tu enfoque en otra situación, haciendo que la repetición de pensamientos en cuanto a la situación vaya disminuyendo. El libro puede ser de cualquier autor, y, si no te gusta leer, prueba con los audiolibros.


  • Camina, con esta actividad no existe ninguna parte del cuerpo o la mente que no se vea beneficiada. Caminar te conecta con la naturaleza, con el entorno y hasta contigo mismo. De 15 a 30 minutos de caminata diaria te ayudarán a desconectarte de los viejos problemas y empezarás a enfocarte en una nueva actitud.

  • Respira, respirar es la actividad que hacemos más natural y sin esfuerzo, La respiración es nuestra primera fuente de energía. Aumenta nuestra vitalidad física, psíquica y espiritual y nos ayuda a restablecer el equilibrio emocional. Una respiración adecuada nos ayudará a recobrar el equilibrio y a manejar nuestras emociones.

Me gustaría decirte que estás actividades son más que suficiente para cambiar tu patrón de pensamiento. Pero el ingrediente principal de esta receta aquí eres TÚ. Que esto funcione, o no, depende más de ti que de todo lo que acá yo pueda escribir, pues tú debes modificar y cambiar la situación y ahorrarte todos los problemas que estas generando a tu mente, cuerpo y vida por no aceptar algo que ya pasó.


Sí, siempre me dicen que no es fácil ya les puedo intuir que ahora piensen eso, pero recuerden nada en esta vida lo es, y todo lo importante requiere de nuestro esfuerzo, y, una vida sana y feliz me parece que realmente lo vale.

Recuerda que si no puedes hacer esto de manera voluntaria es porque necesitas un poco más de ayuda, recurrir a un profesional es lo mejor que te podría pasar.


An Medina.

2598 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


unnamed-3.png
bottom of page