top of page

Amor... ¿Elegirlo o encontrarlo?


“Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen lo juro, lo he visto. Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Vos dirás que la eligen porque “la aman” yo creo que es al revés. A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige. Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto”- Julio Cortazar.


Recientemente en Instagram uno de ustedes me preguntaba:

¿Cuál es la diferencia entre elegir o encontrar el amor?

No supe otra manera de responder a esta pregunta que con este párrafo de Rayuela ya que en el momento me pareció una excelente forma de explicar lo que quise decir en una de mis respuestas, porque nos hace pensar la manera de cómo vemos el amor.


La mayoría de las veces estas evaluando a las otras personas para que sean tu pareja: si es muy guapo/a, si es profesional, si te conviene económicamente, entre uno que otro factor que seguramente tendrás en tu lista.


Afectando esto de manera muy significativa en tus relaciones de pareja, ya que no te das cuenta que eliges según tu percepción de la realidad, tus creencias limitantes, tu concepto de amor y sobre todo desde tus expectativas.

Con esto quiero decir que cuando elegimos es porque esperamos que las cosas sean de una u otra forma, que las personas sean como pensamos y que sus acciones sean como lo esperamos… y ahí justo ahí es en donde empieza todo ese sufrimiento y tormento que vivimos al lado de alguna persona simplemente porque elegimos algo que creamos en nuestra mente y no coincide con la realidad.


Lamentablemente, en mucho de los casos perdemos un tiempo valioso tratando de cambiar a la otra persona sin darnos cuenta que lo que tenemos que cambiar somos nosotros… Cambiar esa forma de ver esa relación, esa pareja y entender que la solución está en ti y lo que quieres para tu vida.

Se pueden elegir las palabras pero no la forma de mirar. Se puede elegir el paraguas que nos protegerá de la lluvia, pero no la lluvia, ni el viento, ni el sol. Se puede elegir un libro, una película, pero nunca lo que nos hace sentir ni cómo nos veamos reflejados en ellos. Y es por ello que puedes elegir una pareja, pero no puedes elegir su forma de actuar ni de hacerte sentir.


Salir de lo que tienes en tu cabeza, y trabajar en un concepto saludable de amor hacia ti y el otro te llevará efectivamente a tener relaciones de pareja mas saludables.

Para sostener una relación sana, satisfactoria y feliz tienes que entender que primero debes trabajar en ti mismo ya que no se logra naturalmente. Para estar bien en pareja hay que gestionar al amor, hay que tener habilidades y esforzarse para sostenerlo. Pero, esto de sostener y esforzarse es referido a una relación sana, porque muchas veces confundimos los términos y pensamos que tenemos que aguantar maltratos, infidelidades y quien sabe cuántas cosas porque pensamos que así estamos luchando y trabajando por la relación.


"El amor te atraviesa, pero uno lo procesa. Hay que tomarse tiempo, pensar. Si se sufre en una relación, hay que salirse de ella. Hay separaciones que son para festejar”- Walter Riso.

Con esto pretendo dejarte un poco claro eso de luchar por el amor y me permito compartirte una serie de principios para no quedar entrampado en una relación tóxica.

Tomado del libro “Manual para no morir de Amor” de Walter Riso ya que como él dice: "Desear algo está bien, necesitarlo no”.

1.Si ya no te quieren, aprende a perder y retírate dignamente.


2.Casarse con el amante es como echarle sal al postre.


3. ¿Ni contigo ni sin ti? ¡Corré lo más lejos posible!


4. El poder afectivo lo tiene quien necesita menos al otro.


5.No siempre un clavo saca a otro clavo: a veces los dos quedan adentro.

6. Evita el sacrificio irracional: no te anules para que tu pareja sea feliz.


7. Si el amor no se ve ni se siente, no existe o no te sirve.


8. No idealices al ser amado: míralo como es, crudamente y sin anestesia.


9.El amor no tiene edad, pero los enamorados sí.


10. Algunas separaciones son instructivas: te permiten saber lo que no quieres del amor.


Debemos aprender la manera de aplicar esto a nuestras vidas y tratar de vivir mejores y más saludables relaciones, sobre todo eso saludables, porque muchas veces lo que nos cuesta es despertar a la realidad y hacer lo que hace tiempo debimos hacer.


Nunca olvides, en tu relación de pareja la persona más feliz debes ser tú, debes estar pleno, sin angustias, sin miedos, por eso, primero trabaja en TI, descubre tus procesos, sana tus memorias del pasado, perdona y evidentemente mejorarás tanto tu relación de pareja como la que tienes contigo/a mismo/a.

Una vez hagas esto, serás capaz de saber, sentir y decidir si la persona que está a tu lado debe seguir o no. Porque si alguien debe cambiar, evidentemente tienes que ser TÚ.


Entonces, sí si debemos elegir, no al amor ni a la persona, debemos elegirnos a nosotros mismos viviendo en una relación llena de armonía y bienestar.


Y como Riso fue capaz de escribir su manual atreve tu también a escribir el tuyo con lo que quieres y con lo que ya no estás dispuesto a tolerar en tu vida.

An Medina


2462 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
unnamed-3.png
bottom of page