Aceptamos el amor que creemos merecer


Desde que me he estado dedicando a esto de mostrar y compartir la manera de cómo veo el mundo, hay varias preguntas que con mucha frecuencia llegan a mí, y tienen que ver con la calidad de las personas que llegan o se mantienen en nuestra vida.

Siempre me ha parecido que nosotros como seres humanos tenemos una capacidad increíble de apegarnos a otras personas simplemente por lo que creemos nos hacen sentir.

Podemos ver de todo en este particular, personas maltratándose mutuamente, personas ignorándose unas a otras, otras llamando la atención y existen otras que son capaces de hacer o aguantar lo que sea con tal de conservar un solo resultado: Que esa persona se quede.

No podemos vivir la vida forzando las cosas, haciendo que alguien se quede o peor aún que cambie porque nosotros lo necesitamos. Antes situaciones de esta índole, que generalmente se dan en nuestras relaciones de pareja, lo mejor que podemos hacer es entender qué está sucediendo dentro de nosotros, identificarlo y así poder transformarlo, porque estoy segura que esa otra persona no tendrá nada que cambiar, pero tú sí y solamente debes descubrirlo.

Lo dicho anteriormente me ha llevado a preguntarme cada vez que leo sus correos o comentarios lo siguiente:

“¿Por qué nos seguimos relacionando con personas que nos hacen daño?”

“¿Por qué una buena persona se da permiso de aguantar malos tratos?”

“¿Por qué aguantamos relaciones tóxicas?”

Existen muchas maneras de responder a esas preguntas desde nombrar patrones relacionales, creencias limitantes, mitos sobre el amor, autoestima, etc… Yo no las responderé de manera tan teórica pero sí desde un ejemplo para que lo puedas visualizar: Para que al final, también puedas realizarte la pregunta que te lleve a reflexionar y querer realizar la transformación que tanto estas necesitando en tu vida.

El título de este post lo tomé de la película: Las ventajas de ser invisible, basada en el libro con el mismo nombre del autor Stephen Chbosky.

En una escena, el protagonista de este drama juvenil le pregunta a su profesor de literatura, un profesor a quien admira profundamente y por quién siente un gran afecto:

  • Por qué hay personas buenas personas que se hacen pareja de personas que no las valoran y en esencia no son tan buenas personas.

  • La respuesta del profesor fue: “Aceptamos el amor que creemos merecer”.

Y es que nos pasa que muchas veces pensamos que atraemos a nuestra vida personas por casualidad, que las personas que están a nuestro alrededor: amigos, parejas, compañeros de trabajo con quienes nos hacemos cercanos, han llegado a nuestra cotidianidad por simple efecto del azar. Bien, yo no creo así, considero que las personas con las que hacemos química y generamos empatía se quedan en nuestras vidas porque inconscientemente las elegimos para quedarse ahí.

La forma en que elegimos inconscientemente es a través de nuestras creencias. Lo que creemos, las personas, el amor, el dinero, etc, influye en las decisiones que tomamos y en esas cosas que permitimos que pasen en nuestra vida.

Hoy me quiero concentrar específicamente en lo relacionado con la atracción y, sobre todo, con esas parejas que aceptamos. Además también espero hacerte caer en cuenta de cosas que no te gustan, de ideas que te costarán trabajo aceptar al comienzo. Será un reto y un llamado al cambio sobre las creencias que tienes sobre ti mismo/a.


El tipo de persona que tienes a tu lado y el tipo de amor que te ofrece, está estrictamente relacionado con las creencias que tienes sobre el amor que crees merecer. Dicho de una forma más cruda: si tienes una relación de pareja poco sana, recibiendo poco afecto y poca atención, es porque tu amor propio llega hasta ahí, y crees merecer poca cosa. Así es, constantemente nos pasa, tenemos un problema con lo que creemos que merecemos. Eres una persona realmente valiosa y por ello mereces amor valioso, cuando tu pareja no te lo proporciona y lo permites, es una traducción de tu amor propio.

Esta frase para mi es realmente poderosa porque nos permite conectarnos con el amor que nos tenemos y, a mayor amor propio, mayor sanidad en las creencias que tenemos sobre nosotros mismos, mayores posibilidades de hacer que nuestro inconsciente elija de una forma más sana.

Es por esto que quiero que te conectes con esta idea: todas esas parejas desastrosas que he atraído a mi vida, provienen de que inconscientemente creía merecer poco. Si quieres atraer personas que realmente valgan la pena, primero tienes tú que empezar a tratarte como alguien que vale la pena.

Trabaja en tu amor propio, transforma tus creencias, conéctate con tus emociones y la forma en que las manejas, a medida que avanzas en tu proceso de transformación te irás dando cuenta de que las personas a tu alrededor son personas coherentes con esa transformación.

Tu atractivo se incrementará a medida que tu amor propio lo haga.

#amor #autoestima

1,154 vistas
unnamed-3.png
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Tumblr Social Icon
  • Instagram

© 2020 by Polux Studio.