Buscar

El Abandono: Una Sensación



"El abandono: Una Sensación

“El sueño del amor ha muerto; estás despertando a la realidad del amor. El amor no viene de fuera. Nunca lo hace. Siempre estuvo dentro de ti. Era tu poder. Ese fue siempre tu trabajo, amarte a ti mismo, no mendigar amor, o buscarlo externamente, o esperarlo, o tratar de aferrarte a él, sino empaparte con él, momento a momento precioso. No te abandones a ti mismo cuando te sientas abandonado, porque hay un dolor que es peor que el abandono: abandonarte a ti mismo, huir de la presencia. La culpa no funciona aquí. Quita el foco de ‘el que te ha abandonado’, eso no te hará más importante, o más sufrido, eso no te dará la razón. ¿Para qué? Rompe el ciclo del abandono. Enfócate en ‘el abandonado’, este precioso niño que llevas dentro. Invita a que tu amorosa atención vaya a lo profundo de tu vientre, corazón, cabeza. Respira en el propio suelo. Siente tu propia vitalidad. Tú no has sido abandonado. La vida está aquí. Tú estás aquí. Y desde aquí, una nueva vida crece. Y mientras aprendes a no abandonarte a ti mismo, con el tiempo, atraerás a otros que tampoco se abandonan a sí mismos; otros que no te abandonarán. Porque ahora tú no puedes ser abandonado: Te niegas a abandonarte a ti mismo. El abandono es una vieja palabra para ti ahora. Demasiado dramática para tu cuerpo. Nadie puede abandonarte: ellos sólo pueden irse a otro lugar, con su dolor. El abandono es la historia de un amor perdido, una vieja historia, porque el amor no puede perderse, sólo puede ser descubierto de nuevo en lo profundo de nosotros. Eres lo suficientemente valiente como para estar presente ahora. Has roto la adicción de toda una vida: Has descubierto la profunda alegría de estar solo”- Jeff Foster

Me encanta este escrito de Jeff Foster porque es una manera de hacer entender la sensación de abandono. Digo sensación, porque puede llegar a ser un sentimiento que te desgarre el alma, ya que muchas personas en muchos aspectos de su vida así se han sentido.

La sensación de abandono viene dada por alguna situación muy trascendental de nuestras vidas, bien sea desde una ruptura amorosa hasta situaciones familiares.

La más común se da a partir de una ruptura amorosa y es porque hemos puesto todas nuestras ilusiones y expectativas en ese ser que nos ha acompañado cierto tiempo, hemos sacrificado mucho, le hemos dedicado tiempo y nos hemos esforzado lo suficiente para mantenerle a nuestro lado. Pero, no nos damos cuenta que nuestra vida pasó a estar sujeta a la de alguien más y como lo indica Jeff Foster en la cita: “Nos hemos abandonado a nosotros mismos”, nos olvidamos de nosotros porque intentamos vivir una vida que seguramente no es la que queremos pero pensamos: “cualquier cosa, con tal de que esta persona permanezca a mi lado”.

En el amor es muy válido hacer sacrificios, esfuerzos y transformaciones, pero lo que no es válido es el olvidarnos de nosotros mismos, porque debemos tomarnos en cuenta, escucharnos, entendernos, vivir la vida sujeta a nosotros y no a alguien más, por eso cuando ese alguien se va, sentimos que lo perdimos todo, que nuestro sacrificio no sirvió… Pero, ¿De qué sirve sacrificarte y olvidarte de ti mismo?

Cuando suceden estas situaciones en nuestra vida, es muy difícil de entender, nos aferramos a algo que no está, nos enfermamos, nos aferramos al dolor, porque el dolor es lo único que nos queda. Porque internamente nos damos cuenta de que nos hemos abandonado, la vida carece de sentido y no posee ningún color… ¿Por qué vivir en función a otro cuando lo puedes hacer en función a ti mismo?

Cada situación es un mensaje y un gran aprendizaje y es lo que nunca queremos ver, por ello siempre elegimos el camino difícil, no queremos aceptar y nos aferramos a lo que no está. En lugar de construirnos, trabajarnos y darnos ese valor que habíamos perdido, porque quizás necesitas ser importante para ti mismo antes de ser importante para alguien más.

Quizás en la parte familiar este concepto sea más difícil de entender, porque ¿Cómo aceptar el abandono de una madre o un padre? ¿Cómo superar tal situación?

Creo que la única respuesta es: Aceptando.

Aceptar que la vida tiene pruebas, mensajes, personas que vienen y van y que tu tarea es permitir que estas situaciones te construyan y te hagan ser cada día mejor ser humano.

Evidentemente, cada uno de nosotros pasa por situaciones distintas unas más dolorosas que otras, no se trata de una carrera de sufrimiento si al caso vamos, se trata de que cada uno de nosotros tome el aprendizaje de cada una de ellas, perdone si es necesario, se transforme y entienda que eso que sucedió es justo lo que debía suceder porque es eso lo que te construirá como el gran ser humano que debes ser.

Permite que cada situación que llegue a tu vida te construya y si algo intenta destruirte entiende que lo que debes empezar hacer es perdonar, sanar y así sólo así lograrás evolucionar.

No te dejes ganar por la sensación de abandono, entiende que tu lugar es Aquí y tu momento es Ahora… Permite que tu presente sea diferente.

#abandono #mente #depresión #ansiedad #desamor #desilusión #desapego

561 vistas

© 2017 by Polux Studio.

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round