Buscar

Cuando la depresión ataca



La depresión es un tema complicado y difícil de tratar. Pues en todas las personas se manifiesta de distintas maneras, hay quienes pueden tardar años en superarla como otros quienes afortunadamente no les lleva tanto tiempo.

Pero, lo que les puedo decir es que el tiempo que esta dure y el efecto que esta tenga sólo depende de nosotros mismos, porque la receta fundamental para superarla es la fuerza que tú puedas desarrollar para no permitirle a ella hacerte su presa.

Quizás en primera instancia te parezca tonto o muy difícil, pero lo principal que debes hacer es no seguir cayendo en estos pensamientos tan tóxicos que te mantienen en depresión. Debes dejar de preguntarte el porqué de las cosas, de culparte o hacerte responsable, simplemente debes empezar a entender que lo que pasó ya pasó y que en tu mente no puedes resolverlo, quizás sea muy muy difícil para ti pero una vez que empezamos a internalizar esto, la visión que tenemos de nuestro problema empieza a cambiar y por lo tanto nuestra angustia o ansiedad empieza a disminuir.

Pero pasa que siempre que tenemos algún problema, perdemos algún empleo, terminamos con nuestra pareja, fallece algún ser querido, permanecemos apegados a eso que perdemos y sentimos que no somos capaces de superar el dolor que sentimos en ese momento, detenemos nuestra vida y nos hacemos un daño terrible al no querer continuar porque pensamos que eso que perdimos no lo vamos a recuperar.

Y sí, en eso tenemos mucha razón no lo recuperaremos, pero al salir de ese estado ganaremos muchas cosas, experiencias y nuevas personas en nuestra vida, porque debemos siempre tener presente que si perdemos algo es porque algo mejor merecemos ganar, si el rumbo nos cambia o perdemos nuestro empleo, pues algo nuevo te vas a encontrar, si se va un ser querido está bien sufrir o llorar pero no lo puedes hacer eternamente porque él merece descansar y tu continuar el rumbo de tu vida.

Mucha gente vive con la depresión por años Pero, quienes la padecen tienen en común es que cada día deben enfrentarla como un reto.

Y lo mejor que debes hacer para enfrentarla es hacer cosas por ti y así salirte del estado mental en donde te sumerges. Por eso la finalidad de este post es dejarte algunas reflexiones que puedes utilizar, cuando la depresión ataca:

  • Tu vida no tiene que ser perfecta. Los altibajos son la muestra de que estamos avanzando en el camino. Es común que la depresión te impida ver todo lo maravilloso que tienes pero no por ello deja de existir.

  • Piensa en la gente que te ama y aún más en aquellos a los que amas. Date tiempo para flaquear pero luego continúa.

Un día te darás cuenta de que todas las heridas son las huellas en el alma que te dan forma.

Si no aprendes a sanar el pasado no puedes tener un futuro feliz

Los momentos en los que solo puedes encerrarte y llorar para sanar momentáneamente tu corazón, te permiten ver qué necesitas solucionar.

Esa es una parte del proceso. La parte que lo complementa es cuando tomas acción. Pueden pasar años antes de que te decidas, pero nadie puede hacerlo por ti. Busca la ayuda que necesitas y déjate acompañar.

“He cometido el peor pecado que uno puede cometer, no he sido feliz” -Jorge Luis Borges.

La vida es tan efímera y corta que cuando vemos nuestra historia en comparación, apenas somos un suspiro. Por ello, es una obligación aprender a ser felices.

No te limites solo a ver pasar un día tras otro, busca razones para sonreír. Incluso si estás en un mal momento o deseas llorar y alejarte del mundo.

Sal, toma el sol, habla con amigos, reencuéntrate con personas especiales y ríe. No querrás llegar a la vejez y darte cuenta que te perdiste de estas cosas.

Mientras permanezcas atado al pasado, no podrás echar a andar al futuro. La vida te parecerá gris y sin sentido.

El secreto no es olvidar, sino aprender a lidiar con tu pasado para construir la vida que anhelas...

¿Qué te detiene?

¿De verdad es tan fuerte como para no dejarte avanzar o le estás dando poder a algo insignificante?

No te culpes, todos hemos caído en algún momento pero importa más el saber continuar a pesar de las derrotas.

“La depresión es una prisión en la que eres tanto el prisionero como el cruel carcelero” -Dorothy Rowe

A diferencia de otros problemas, en la depresión tú eres tu peor enemigo. Entras en un círculo vicioso lleno de culpa, dolor, tristeza y soledad.

¡No lo permitas! Tú eres dueño de tu vida y debes tomar responsabilidad y control de ella. Solo tú puedes decidir cuánto sufrir y cuándo parar.

Te apuesto a que nadie tiene tan mala opinión de ti como tú mismo. Encuentra razones para valorarte y otras para minimizar aquello que te hace daño.

“Cada día comienza con un acto de coraje y esperanza: levantarse de la cama” –Anónimo.

Vivir un día a la vez es una de las metas de los adictos. ¿Sabes por qué? Porque no puedes hacer planes para toda una vida si no has decidido luchar por hoy.

No importa si no tienes ganas, a diario debes levantarte y arreglarte. Arregla tu casa y asegúrate de cumplir con todas tus obligaciones.

Una buena estrategia es ocuparte. Cuanto más tiempo estés sin hacer nada, más posibilidades hay de que gane la depresión.

¿Qué esperas para luchar por ti?

Sólo quien ha experimentado la depresión sabe lo complicado que es salir adelante. Nadie puede juzgarte porque te sientes débil y sin deseos de continuar. Pero si debes hacer algo para continuar porque nadie puede luchar por ti.

Llora, grita o exprésate como desees pero siempre sigue adelante. Aún queda mucho por ver y hacer Hoy y Mañana.

#depresión #seguiradelante #mente

66 vistas

© 2017 by Polux Studio.

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round